Enero es lo que tiene. Empezamos el mes y el año con mucha ilusión porque todavía nos quedan los Reyes Magos de Oriente y con ellos el Roscón… ¡Ay! el roscón. Mi perdición. Porque sí… Un año más lo hice y salió buenísimo. Me puse morada, pero morada de verdad… Tanto que el último trocito, que quedaba en la nevera, decidí no comérmelo y volver el mismo día 7 de enero a la normalidad culinaria.

Así que, después de semanas de excesos, comer y cenar como si no hubiera un mañana… De saborear riquísimas recetas navideñas, dulces y saladas… volvemos en mi cocina a los platos sanos. A la cocina de siempre, de toda la vida.

De toda la comida del mundo mundial los calamares en su tinta con arroz blanco es mi favorita. Madre mía, cómo me gusta! Yo no suelo elaborarla muy a menudo porque mi mami, cuando quiere mimarme me los hace y son inmejorables. Pero éstos días tenía antojo y me decidí a hacerlos.

 

Calamares en su tinta con arroz blanco

 

Es un plato bastante rápido de hacer, sobre todo si el pescadero os limpia los calamares. No fue mi caso. Como fue un poco improvisado, la tarde anterior fui con mi hija Valeria a la compra y en la pescadería solo tenían unos calamares medianos, llamados calamar indio que yo no había cocinado nunca. Pero lo peor es que no nos los limpiaban. Aún así los compramos y los limpiamos Valeria y yo, mano a mano. Los dejamos relucientes y la verdad es que salieron exquisitos.

 

– CALAMARES EN SU TINTA CON ARROZ BLANCO:

4-6 personas

  • 1 kg de calamares frescos con su tinta. Limpios y troceados en anillas.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 tomate, pelado y sin pepitas.
  • 1/2 pimiento verde.
  • Perejil fresco.
  • 3-4 sobres de tinta de calamar.
  • 1/2 l de agua caliente.
  • 3 cucharadas de pan rallado.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

– Para el arroz blanco:

  • 2 vasos de arroz.
  • 4 vasos de agua.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1/2 pastilla de caldo.
  • 1 diente de ajo.
  • Chorrito de aceite de oliva.
  • Sal.

 

Calamares en su tinta con arroz blanco

 

1.- Picamos la cebolla, el ajo, el tomate y el pimiento verde.

2.- En una cacerola, ponemos un chorro de aceite. Doramos un poco el ajo y añadimos la cebolla y el pimiento con un poquito de sal. Dejamos que se poche lentamente. Cuando esté bien blandito añadimos el tomate troceado y lo cocinamos también hasta que esté blando.

3.- Cuando tenemos toda la verdura pochada añadimos las anillas y trozos de calamar. Añadimos el perejil picado y le damos unas vueltas hasta que los calamares tengan un color dorado.

4.- Disolvemos la tinta en medio vaso de agua. Si tenemos tinta de los calamares, ésta la colamos y la disolvemos también en el agua. Añadimos la tinta a la preparación de los calamares.

5.- Añadimos el medio litro de agua caliente y dejamos que cueza todo 45 minutos aprox. a fuego lento y tapado.

6.- Añadimos el pan rallado para espesar un poco la salta y dejamos cocer unos 15 minutos más. Remover de vez en cuando y tener cuidado de que no se “pegue”. Con el pan eso es más fácil que ocurra…

7.- Como el calamar es de por sí salado, no añadimos sal hasta el final, que probaremos y rectificaremos de sal si hiciera falta.

 

Calamares en su tinta con arroz blanco

 

Para el arroz:

1.- Pelamos y troceamos el ajo en láminas. En una cacerola, añadimos el aceite y sofreímos el arroz con el ajo.

2.- En otra cacerola vamos calentando el agua con un poco de sal, el laurel y la pastilla de caldo. Cuando hierva lo vertimos sobre el arroz y lo dejamos cocer 5 minutos a fuego rápido con la cacerola destapada y 15 minutos más a fuego bajo-medio con la cazuela tapada.

 

Calamares en su tinta con arroz blanco

 

Calamares en su tinta con arroz blanco

 

Calamares en su tinta con arroz blanco

 

No es un plato de dieta, ni ligero. Pero sí es un plato muy sano, completo y nutritivo. Cualquier día es perfecto para saborearlo… Es realmente una exquisitez y lo difícil es no volverse loco mojando pan en la riquísima salsa.

Gracias por seguir la luz de mi Faro de Caramelo!

Mmmmmm….!!!