Esta semana comparto con vosotros una receta muy americana. El “Apple Pie”, una tarta típica americana conocida en casi todos los rincones del mundo  y que es, en esta época del año cuando más presencia tiene.

Los americanos la consumen muy a menudo, pero sobre todo en esta semana en la que han celebrado  “Thanksgiving” o “Día de Acción de Gracias”. Esto ocurre el último jueves del mes de noviembre y suele celebrarse con una cena temprana familiar donde cada uno aprovecha la ocasión para dar las gracias por algo o a alguien…

Es una celebración que preparan con mucho entusiasmo y si se puede,  con antelación donde casi siempre el protagonista es el pavo relleno o con guarnición, con salsa de arándanos, acompañado de puré de patatas, boniatos o calabazas. Y de postre, lo más habitual son las tartas “Pie” donde triunfan la de calabaza, chocolate o manzana.

 

"Apple Pie"

 

A mí me parece una tradición familiar preciosa que alguna vez he tenido la suerte de celebrar con personas americanas a las que quiero mucho. Muy, muy importantes en mi vida y en la de mis hijas.

Nosotros en ésta ocasión, no hemos tenido pavo, pero sí un “Apple Pie” riquísimo que disfrutamos calentito acompañado de unas natillas ligeras que lo  hacían más rico todavía.

 

– “APPLE PIE” (Tarta de Manzanas americana):

Para 8 personas (molde de 22cm)

– Para la masa quebrada:

  • 150 grs de harina de trigo.
  • 60 grs de mantequilla fría cortada en cubitos.
  • 1 huevo.
  • 1/2 cucharadita de sal.

– Para el relleno:

  • 1 kg de manzanas. Las que más os gusten.
  • 100 grs de mantequilla.
  • 2 cucharaditas de canela.
  • 1 cucharadita de nuez moscada y clavo (opcional).
  • 100 grs de azúcar moreno.
  • 50 grs de azúcar blanco.
  • 1 huevo batido, mezclado con un poquito de leche para barnizar.
  • Azúcar para espolvorear.

 

"Apple Pie"

 

  • MASA QUEBRADA:

Precalentamos el horno a 160º, con aire.

1.- En el bol de la amasadora añadimos la harina tamizada y la mantequilla fría. Batimos con la “K” hasta que queda la masa como si fueran migas o arena gorda. Añadimos el huevo y la pizca de sal. Seguimos batiendo hasta que queda una masa homogénea y lisa. Hacemos una bola, partimos por la mitad. Envolvemos en papel film y dejamos enfriar 15 minutos aprox. en la nevera.

Esto podéis hacerlo “a mano”, si preferís o si no tuvierais amasadora.

2.- Engrasáis el molde que vayáis a utilizar con un poco de mantequilla.

3.- Cuando la masa haya reposado, la extendemos con un rodillo entre dos papeles de hornear o sobre una superficie enharinada. Dejándola finita (3 mm aprox). Forramos el molde, recortamos lo que nos sobre. Éstos recortes podemos utilizarlos para hacer decoraciones.

4.- Pinchamos la base con un tenedor y la vamos a hornear unos minutos “en blanco”, para asegurarnos de que no se nos quede cruda. Para ello, forramos el molde con la masa con papel film (apto para horno), dejando film suficiente para cerrarlo  una vez lo hayamos rellenado de arroz o alguna legumbre. Dejamos reposar unos minutos en la nevera.

5.- Horneamos 12-15 minutos aprox.

6.- Sacamos, retiramos con cuidado el “paquetito” de arroz y dejamos enfriar.

 

  • RELLENO DE MANZANAS:

1.- Pelamos, descorazonamos y cortamos las manzanas en láminas finas.

2.- En un cazo grande, ponemos la mantequilla, canela, nuez moscada y clavo y le damos unas vueltas hasta que se derrita la mantequilla.

3.- Incorporamos las manzanas y los azúcares. Removemos bien hasta que queden todas las manzanas bien impregnadas con la mezcla de la mantequilla. Cocemos las manzanas a fuego medio hasta que se ablanden, pero sin llegar a que estén totalmente blandas, ya que luego seguirán haciéndose en el horno. Las sacamos y dejamos que se enfríen.

4.- Rellenamos la base con ésta preparación. Cubrimos con la otra parte de la masa quebrada. Cerramos bien los bordes, con la mano, con un tenedor… Y, si queremos y si nos ha sobrado masa, decoramos con formas de masa a nuestro gusto.

5.- Hacemos 2-3 cortes en la superficie para que salga el vapor en el horno. Barnizamos con el huevo y la leche. Espolvoreamos con un poco de azúcar.

6.- Horneamos 30-40 minutos a 170º.

 

"Apple Pie"

 

"Apple Pie"

 

 

"Apple Pie"

 

Aquí, como ya os he dicho, la tomamos calentita y la acompañamos de unas natillas ligeras, pero está buenísima con una crema inglesa, con helado de vainilla o nata montada. Ya veréis, ya…

Como veis, fácil, rica y sana. Una delicia para éstos días de frío y perfecta para que la saboreéis éste último finde de noviembre.

Con ella, con ésta tarta os doy las gracias infinitas por estar ahí. Por dejar que os alumbre la luz de mi Faro de Caramelo.

¡¡¡Gracias!!!!

Mmmmmm….