Uno de mis pescados favoritos en el mundo es el Rodaballo. Creo que me gusta de todas las formas y maneras y si es salvaje ya ni te cuento.

Rodaballo a la plancha

Pero aunque no sea recién pescado en las frías aguas norteñas, ni asalvajado, yo con uno bien fresco del súper de mi barrio me conformo. Y como es un pescado muy sabroso con nada que le hagas estará delicioso.

Hoy os animo a que lo hagáis a la plancha y lo acompañéis con unas patatas hervidas, al estilo gallego. Así de rápido y fácil.

-RODABALLO A LA PLANCHA:

Para 4 personas:

  • 1 rodaballo de 2 kg aprox.
  • 3 patatas grandes o 2 medianas.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
  • Pimentón dulce.

Para la salsa de yogurt:

  • 2 yogures naturales tipo “Griego”.
  • 6 cucharadas de nata líquida para cocinar.
  • Cebollino picado.
  • Perejil picado.
  • Sal.
  • Ralladura de lima y limón.

rodaballo a la plancha

Salsa de yogurt

1.- Pedimos al pescadero que nos limpie el pescado y nos saque los lomos, si son pequeños los dejaremos tal cual…

Yo la espina y la cabeza la utilicé para hacer un caldo exquisito con el que luego hice una sopa… 🙂

2.- Pelamos y cortamos las patatas en dados. Las hervimos en agua con sal hasta que estén blanditas. Reservamos.

3.- En una sartén o plancha ponemos un poquito de aceite. Cuando esté muy caliente pondremos el pescado, lo tapamos y lo dejaremos unos minutos por cada lado, hasta que se dore y nos aseguremos de que está bien hecho por dentro.

4.- Preparamos la salsa de yogurt: mezclamos bien el yogurt con la nata. Salpimentamos y añadimos el cilantro y perejil picados y las ralladuras de lima y limón.

5.- Servimos los platos: disponemos las patatas, con un chorrito de aceite de oliva y un poquito de pimentón, el lomo del rodaballo recién hecho y un recipiente con la salsa para alegrar aún más esta delicia marina.

Rodaballo a la plancha

Tuvimos un menú totalmente marinero, con una sopa que estaba requetebuena y este maravilloso ejemplar a la plancha.

Ya sabéis, ahora que estamos a punto de llegar a la cima de la cuesta de enero, seguimos comiendo muy, muy sano, con recetas sencillas de toda la vida 😉

Recetas como esta, fáciles, sanas y nutritivas perfectas para cualquier comida o cena delante de tu serie favorita. Decídete, cocínalo y disfrútalo!

Y, como siempre, gracias por seguir mi Faro de Caramelo…

Mmmmm…!