Ya llegó el mes de diciembre y con él la ilusión de los más pequeños de la casa… Para mí, sin duda, uno de mis meses favoritos. Sigo disfrutando estos días con mis hijas como una auténtica enana. Siempre que puedo compartirlo con ellas… Y cuando no, preparo muchas cosas para su vuelta, porque, como a mí,  les siguen encantando todos los preparativos y decoraciones navideñas.

 

Cortadores de galletas

 

Galletas de Jengibre

 

Esta semana hemos preparado en nuestra cocina la famosísima e histórica receta del “Gingerbread man” u hombrecito de jengibre. Porque no sólo fue la famosa galleta de “Shrek”… La receta del pan de jengibre data del siglo X cuando ya era típico elaborarla en el norte de Europa. Desde entonces esta galleta especiada es uno de los clásicos navideños en muchas partes del mundo.

 

"Gingerbreadman"

 

Y la historia del este famoso hombrecito tan dulce surge de una leyenda que cuenta como una anciana que estaba horneando en su cocina, decide hacer con la masa sobrante una galleta con forma de hombrecito, al que puso dos pasas por ojos y unos caramelos como botones. Cuando la mujer repostera abrió el horno la figura cobró vida, saltó y se escapó. Este hombrecito tan sabroso,  consiguió sortear durante su particular viaje un montón de obstáculos y animales que querían devorarle… Hasta que al final, el pobre,  cayó en las garras de un astuto zorro que acabó merendando tan suculenta galleta. Así acaba la historia del simpático y dulce hombrecito de jengibre… La verdad, un pelín triste y sádica, pero así fue y aunque nos pese la historia no la podemos cambiar.

 

"Gingerbreadman"

 

 

El caso es que aquí en casa, éstos días hemos horneado al hombre de jengibre, a su mujer, a sus hijos y al bebé… Además de a su perro, coche, trineo y al pueblo entero…

 

El hombre de jengibre y su familia

 

Comparto la receta que yo he sacado de un libro americano de cookies que me regaló un amigo mío hace no demasiado tiempo. Han salido muy ricas, aunque yo he variado un pelón esa receta.

 

– GALLETAS DE JENGIBRE NAVIDEÑAS, “GINGERBREAD CUTOUTS”, “GINGERBREAD MAN”…

Con esta masa de galleta podremos hacer las formas que queramos. El clásico es el muñequito, pero cualquier forma elegida será también perfecta.

Para 35 galletas aprox:

  • 1/2 “cup” de azúcar.
  • 1/2 “cup” de melaza o miel de caña. Yo utilicé la de Mercadona .
  • 1 1/2 “teaspoons” de Jengibre molido.
  • 1 “teaspoon” de canela.
  • 1 “teaspoon” de clavo molido.
  • 2 teaspoons de bicarbonato.
  • 1/2 “cup” de mantequilla cortada en cubitos.
  • 2 huevos.
  • 3 1/2 “cups” de harina tamizada. (490 grs)

– GLASA PARA DECORAR

  • 250 grs de azúcar glas tamizada.
  • 4 cucharadas de clara pasteurizada.
  • 10 gotas de vinagre.

 

Cortadores de galletas navideñas

 

Precalentamos el horno a 170º con aire.

1.-  En una cacerola mediana ponemos el azúcar, la melaza, el jengibre, la canela y el clavo y calentamos a fuego medio, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Cuando la mezcla llegue a ebullición retiramos la cacerola del fuego y añadimos las cucharadas de bicarbonato. ¡Ojo! ¡que no se salga!, la masa subirá “como la espuma”… 🙂

2.- Incorporamos la mantequilla y removemos hasta que se funda. Con la masa templada, incorporamos los huevos batidos  y removemos hasta que se incorporen bien.

3.- Si fuera necesario por la capacidad, pasar esta mezcla a un bol de mayor tamaño e incorporaremos la harina tamizada. Mezclamos muy bien hasta que quede perfectamente incorporada y quede una masa lisa. Podemos amasarla fuera del bol sobre una superficie con harina.

Los pasos 2 y 3 podemos hacerlos en la amasadora con la K.

4.- Dividimos la masa en 2. Una de las partes la estiramos entre dos papeles de horno con el rodillo y la reservamos en la nevera.

5.- Trabajamos con la otra. Colocamos la masa entre dos papeles de hornear y echamos un poco de harina. Estiramos la masa con un rodillo hasta que la tengamos a 3-4 mm. Una vez que tenemos este grosor cortamos con las formas deseadas.

6.- Colocamos las galletas sobre una bandeja de horno, también sobre papel o tapiz de silicona. Dejamos enfriar unos minutos.

7.- Horneamos 10 minutos aproximadamente. ¡Cuidado, que no se os quemen!. Estas galletas un poco quemadas están muy malas, no hay quien las “salve”, hay que tirarlas… Mientras que en su punto están deliciosas… 😉

8.- Repetimos la operación con la masa que tenemos en la nevera.

9.- Retiramos del horno y dejamos enfriar completamente antes de decorar con la glasa y las chuches.

 

  • GLASA:

1.- En el bol de la batidora ponemos el azúcar tamizado. Añadimos la clara de huevo, las gotas de vinagre y batimos con las varillas durante varios minutos. Hasta que veamos que queda un merengue duro, firme y brillante.

 

Galletas de Jengibre

 

 

Boquillas para decorar

 

2.- Pon la glasa en una manga pastelera con la boquilla elegida. Para los ojos, sonrisas y lineas es perfecta la boquilla lisa de Wilton número 2. Podéis decorar intercambiando boquillas, por las que más os gusten y decorar con lacasitos, topings, caramelos y demás…

 

"Gingerbread man's family"

 

 

"Gingerbreadman"

 

 

Galletas de Jengibre

 

Animaros a hacer un pueblecito parecido a este con los peques de la casa y no tan peques… Se lo pasarán pipa y si no queréis o no os apetece o no podéis hacer algo tan, tan bonito no pasa nada… Hacer las galletas y saborearlas con un buen cafetito, un té o un chocolate. ¡Están exquisitas…! y vamos preparando el paladar para las delicias navideñas que se avecinan…

Mil gracias por seguir ahí… Disfrutar mucho estos días pre-navideños y para muchos una semana mágica llenita de fiestas…

Mmmmmmm….!

 

"Gingerbread man's family"