Ahora que ya llegó por fin el calorcito apetecen todavía más las ensaladas. Y si esas ensaladas tienen fruta de temporada, como ésta que os traigo hoy, mejor que mejor.

A mí la sandía me parece una de las frutas estrella del verano. Aquí nos encanta,  y como con ella se pueden elaborar entrantes y postres muy, muy ricos… aprovechamos todas sus propiedades en diferentes preparaciones. Hoy lo hacemos con esta ensalada veraniega a tope!.

 

Ensalada de sandía

 

 

-ENSALADA DE SANDÍA Y ESPINACAS:

4 personas

  • 2 manojos de espinacas, preferiblemente “baby” o una bolsa de espinacas baby “listas para usar”.
  • Media sandía (mejor sin pepitas). Si la sandía fuera muy grande 1/4 será suficiente.
  • 1/2 cebolla roja.
  • Lascas de queso Parmesano.
  • 1 cucharada de sésamo negro.

– Para el aliño:

  • Aceite de oliva virgen extra. AOVE
  • Vinagre de manzana o frambuesa.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Miel.

 

Ensalada de sandía y espinacas

 


Ensalada de sandía y espinacas

 

1.- Lavar las espinacas, escurrirlas y trocearlas un poco.

2.- Cortar la sandía en tacos o cuadradillos no muy grandes.

3.- Cortar la cebolla en rodajas finitas.

4.- Verter todos los ingredientes en una ensaladera y espolvorear el sésamo negro por encima y disponer el queso Parmesano en lascas.

5.- Preparamos el aliño en un biberón con 150 ml de aceite de oliva virgen, 50 ml de vinagre, sal, pimienta y una cucharada de miel. Agitamos bien y aliñamos por encima. Removemos bien y servimos inmediatamente para que esté fresquita.

 

Miel y sésamo negro

 

 

– EL SÉSAMO NEGRO O AJONJOLÍ:

Es una excelente fuente de minerales como el hierro y el calcio. Su uso se remonta a la antigüedad. Los soldados romanos ya lo consumían mezclado con miel para adquirir un extra de energía en las batallas. También se utilizaba en estética ya que se demostró que quien ingería estas pequeñas semillas con frecuencia tenían la piel y el cabello con un aspecto mucho más saludable.

El consumo de esta pequeña semilla empezó hace siglos en las cocinas árabe y asiáticas ya que esta semillas semillas proceden de ese continente. Pero desde hace ya muchos años,  su uso se ha generalizado al conocer la múltiples propiedades y beneficios que tiene.

Contiene muchas proteínas de origen vegetal, por lo que ayuda a regular el colesterol. Aunque sola tiene muchos beneficios es muy recomendable mezclarlo con las legumbres.

Tiene mayor cantidad de proteínas que el sésamo blanco, mucho más conocido,  y la cantidad diaria recomendada es la de dos cucharillas por persona al día. Lo ideal es añadirlo a ensaladas, a algunos guisos de legumbres o por supuesto, para preparar Tahine, pasta típica de la cocina árabe con la que se elaboran múltiples platos como el Hummus.

Por tanto, sus propiedades

  • Alto contenido en calcio.
  • Regula el colesterol en sangre.
  • Aportan gran cantidad de hierro.
  • Contiene muchas vitaminas B, A, K, D y E.
  • Tiene mucha fibra.
  • Tiene mucho potasio.

 

Sésamo negro

 

En esta ensalada queda que ni pintado, porque además de todas las propiedades que os cuento estas semillas sobre la sandía quedan que parecen las pepitas. Así que, como veis, además de riquísima, la ensalada de sandía es requete bonita!

 

Ensalada de sandía y espinacas

 

Ensalada de sandía y espinacas

 

Ensalada de sandía y espinacas

 

Espero que sea uno de los platos en vuestra mesa este verano. Ya me contaréis si os animáis a prepararla en un santiamén y a saborearla con mucha calma.

Muchas gracias por seguir ahí… esperando, como siempre, la luz de mi Faro. ♥

Mmmmmmm…!