Llegó septiembre y con él la rutina… La ansiada y a veces temida vuelta al cole golpea en la mayoría de las casas. Pero septiembre es  un mes precioso. Un mes donde todavía hace calor pero no te asfixias, donde los días siguen siendo largos y las comidas y cenas en el jardín o terraza siguen siendo deliciosas. Un mes en el que las escapadas de fin de semana siguen siendo una gozada… Y para esos banquetes, como siempre, las ensaladas son plato obligatorio.

Hoy os traigo mi versión de la mítica  Ensalada César, famosa en el mundo entero.

 

Ensalada "César"

 

Antes de que llegue el frío y apetezcan platos más calentitos seguro que encontráis un montón de ocasiones para saborearla. Es ideal para comidas y cenas y perfecta también si salís un día al campo. También puede ser un plato en las tarteras de vuestros hijos para las comidas en el cole … lo único que tiene un pelín más elaborado es el pollo, pero merece la pena porque eso le da el toque perfecto.

 

– ENSALADA CÉSAR “GOURMET”:

Para 6 personas

– Para el pollo:

  • 12 muslos o jamoncitos de pollo de corral.
  • 150 ml de zumo de limón.
  • 150 ml de soja.
  • 150 ml de aceite de oliva virgen.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 150 grs de almendras tostadas.
  • Sal.
  • Pimienta.

Precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo (sin aire).

1.- Salpimentar el pollo y ponerlo en una fuente para horno.

2.- Mezclar el zumo de limón, la soja el aceite y la miel. Verterlo por encima y dejarlo macerar unas horas en la nevera. Se puede dejar toda la noche y es incluso mejor.

3.- Hornear tapado con papel de plata 30 minutos. Retirar el papel y hornear 30 minutos más. Le damos la vuelta a los muslitos, añadimos las almendras y horneamos 10-15 minutos más.

 

Pollo marinado con almendras

 

– Para la Ensalada:

  • Los 12 muslos de pollo que acabamos de hacer 😉
  • 250 grs de taquitos de “bacon” o panceta.
  • 8 rebanadas de pan integral con semillas de masa madre. Puede ser pan blanco, claro… (el original en la receta)
  • Mezcla de lechugas frescas: romana, iceberg, hoja de roble, trocadero…
  • Puñado de canónigos y rúcula (opcional).
  • Una lata de anchoas pequeña (45 grs aprox).

 

Ensalada "César"

 

– Para la salsa “César”:

  • 6 cucharadas de mahonesa, puede ser de bote y también “ligera”. Si es casera más rica… pero ojo!, consumir en el día.
  • 5-6 anchoas.
  • 1/2 diente de ajo.
  • 12 cucharadas de nata líquida para cocinar.
  • 2 cucharadas colmadas de queso Parmesano.
  • 1 cucharada de albahaca.
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon.

 

Ensalada "César" con pollo marinado

 

 

1.- Lavar y trocear bien las lechugas. Escurrir y poner en una ensaladera o fuente.

2.- Freir el bacon. Yo lo hago en el microondas un par de minutos a la máxima potencia ( suelta la grasa y se hace muy rápido). Los añadimos a la ensalada.

3.- Tostar las rebanadas de pan. Dos de ellas las troceamos en daditos que añadimos a las hojas de la ensalada. El resto de rebanadas las reservamos.

4.- Ponemos 3 o 4 anchoas partidas por la mitad en el centro de la fuente.

5.- Colocamos los muslos alrededor.

6.- Preparamos la salsa, mezclando todos los ingredientes con una batidora de mano.

7.- Servimos la ensalada acompañada de la salsa “César” y la salsa que tenemos de hornear el pollo. Colocamos el resto de las tostadas, una por comensal y la disfrutamos como más nos guste. Añadiendo un poco de cada una de las salsas o  la que más nos guste.

 

Ensalada "César" con pollo marinado

 

 

Ensalada "César" con pollo marinado

 

Ensalada "César"

 

         – Un poquito de historia:

Cuenta la leyenda que el creador de esta famosa ensalada fue el chef del restaurante Cardini, Remigio Murgia, aunque se la bautizó con el nombre de César en honor al dueño y también cocinero Caesar Cardini.

Cardini, inmigrante italiano tenía restaurantes en Estados unidos y en Méjico. Fue en el restaurante de Tijuana donde inventó este plato, el 4 de julio de 1924, cuando se agotaron las existencias del local y tuvo que dar servicio a los clientes con lo poco que le quedaba. 

La ensalada la preparó delante de los comensales, mezclando todos los ingredientes. La original se prepara con las hojas de lechuga sin cortar, con la finalidad de rellenarlas con el resto de los ingredientes y comerla con las manos (al estilo de taco mejicano)

En un principio no tenía ni pollo ni anchoas. El sabor de las anchoas provenía de la salsa que añadió al preparado, la también archiconocida salsa Worcestershire, hoy en día comercializada por varias marcas.

Ahora la ensalada César suele llevar pollo, anchoas y a veces huevo duro y por supuesto los imprescindibles picatostes.

 

 

 

Que la disfrutéis como merecéis!

Mmmmmmm…!

Gracias por seguir la ráfaga de luz de mi Faro…!