En éstos días tan chulos y soleados apetecen postres primaverales y como ahora es muy fácil encontrar fresas por todos lados y además están muy bien de precio ésta semana he preparado éste clásico postre que nos encanta. La “Pavlova”.

 

Fresas

Fresas de primavera

 

Fresas

Fresas para Pavlova

 

Postre típico de Australia o Nueva Zelanda… No se sabe. Lo que sí se sabe es que se creó allá por los años 20 en honor a la famosa bailarina rusa Anna Pávlova (San Petersburgo 12 de febrero 1881- La Haya 23 de enero de 1931). Se dice que la forma con la que se suele formar el merengue parece el tul del vestido o tutú de una bailarina. Lo que también es verdad es que es una tarta preciosa, romántica, vistosa y riquísima.

Yo hoy, como os he dicho la voy a hacer  de fresas, pero la he hecho en un montón de ocasiones y he variado muchas veces la fruta. Unas veces de frutos rojos variados, otras de todo tipo de frutas, según la estación… Puedes hacerlo de lo que más te guste, incluso rellenar el merengue de helado. Diferentes bolas de tus sabores favoritos… Ya veis que el merengue da muchísimo juego y tartas así son espectaculares para cualquier ocasión y celebración. Desde una comida con amigos hasta la boda más chic o hippy… 🙂

 

Pavlova con frutas

“Pavlova” con frutas variadas

 

– “PAULOVA” DE FRESAS:

Para 8 personas:

  • 6 claras de huevo.
  • 375 grs de azúcar.
  • 15 grs de maicena (media cucharada aprox)
  • 15 ml de vinagre.
  • 600 grs de nata.
  • 60 grs de azúcar glas.
  • 300 grs de fresas o fruta a elegir.

 

"Pavlova" de Fresas.

“Pavlova” de Fresas.

 

Precalentamos el horno a 150º con aire.

1.- En el bol de la amasadora, batimos las claras a punto de nieve con las varillas. Una vez que vemos que las claras están duras vamos añadiendo el azúcar poco a poco.

2.- En un cuenco o vaso mezclamos la maicena con el vinagre y lo añadimos a la mezcla del merengue y seguimos batiendoun poquito más. El merengue tiene que estar muy durito y hacer picos.

3.- Preparamos una bandeja del horno con papel de hornear o “silpat” y una manga pastelera con boquilla rizada o la que prefiráis y la rellenamos con el merengue.

4.- Podéis marcar un círculo de unos 20 cm aproximadamente y hacer una base con el merengue dentro de ese círculo y luego ir formando las paredes con el resto del merengue, dos o tres capas en el borde serán suficientes. De tal manera que quede una especie de caja redonda pero sin tapa.  Yo esto normalmente lo hago “a ojo”.

5.- Hornear aproximadamente una hora y media. Hasta que el merengue esté bien seco. Podéis pincharlo con un palito para comprobarlo.

Dejar enfriar dentro del horno.

6.- Montamos la nata con el azúcar glas. Lavamos y cortamos las fresas.

7.- Rellenamos la Pavlova con la nata y decoramos a nuestro gusto con la fresas o la fruta elegida. Espolvoreamos un poco de azúcar glas sobre la fruta en el último momento. También podéis añadir un poco de chocolate rallado si os gusta. ¡Está de muerte!

 

"Pavlova" de Fresas.

 

 

DSC_0707

 

 

Merengue, nata y fresas

Y a disfrutar y saborear éste “tutú” de merengue seco, nata y fresas. Espectacular, elegante, sublime; romántico como un precioso cisne o una deliciosa bailarina de ballet clásico. Dulce, exquisita y frágil a la vez.

¡Mmmmmmmmm…!

 

IMG_2257

 

¡Gracias por estar ahí! ♥