La quinoa es la semilla de una hierba de los Andes pero está considerado como un grano, alimento sagrado para las antiguas civilizaciones. Se compara con los cereales por su composición y su forma de cocinarlo y comerlo.

La quinoa tiene un bajo contenido en grasas, bajo contenido en azúcares y muy bajo contenido en sal; lo que hace que sea un alimento perfecto en múltiples dietas saludables.

Quinoa

Quinoa cruda

Es también fuente de fibra, de magnesio y manganeso. El magnesio ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y el manganeso contribuye al mantenimiento de los huesos. Todo esto hacen de la quinoa el alimento ideal para toda la familia, desde los más pequeños de la casa hasta los más mayores. Es ideal para los celiacos por no contener gluten, para los diabéticos por su bajo índice glucémico y es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre.

También os diré que es un grano de lo más versátil en la cocina. Una vez cocida, se puede utilizar en ensalada, rehogarla con verduras, carne o pescado… Es un gran sustituto del arroz y del cuscús.

Podemos incluirlo en la dieta tanto en el desayuno, como un buen tazón de nuestros cereales favoritos acompañado de frutas y endulzándolo como más nos guste. Podemos disfrutarlo en la comida y en la cena, en forma de ensaladas o salteados con verduras por ejemplo (dos recetas que os muestro hoy). Es también una opción perfecta para sustituir los fideos en una sopa o para elaborar sabrosas croquetas y hamburguesas. También podemos utilizarlo para elaborar ricos y originales postres, puding, flanes, cookies y demás… Encontraréis un montón de recetas aquí http://www.quinoarecetas.es

Existen varios tipos de quinoa, siendo las más conocidas la blanca, la roja y la negra.

Yo, hoy os traigo la receta de una ensalada de quinoa y melva y de un timbal de quinoa salteado con gambas. La primera la comimos como un primer plato de la comida y el salteado fue plato único de una cena. Ambas estaban buenísimas y son facilísimas de hacer. En las dos utilicé quinoa blanca.

  • ¿Cómo cocinar la quinoa?:

Primero lavamos bien las semillas con agua fría. En un cazo pondremos el doble de agua o caldo que de grano, echamos sal y lo llevamos a ebullición. Una vez que hierva el agua añadimos el grano y dejamos cocer a fuego medio durante 20 minutos, hasta que desaparezca el agua y el grano haya doblado su volumen y liberado su germen blanco.

 – ENSALADA DE QUINOA Y MELVA:

4 pers:

  • 200 grms de Quinoa ya cocida.
  • 2 Aguacates.
  • 1 Cebolla roja.
  • 2 Tomates Kumato.
  • Una bolsa de Canónigos.
  • 2 latas de 120 grs de Filetes de Melva en aceite de oliva.

Para el aliño:

  • Aceite de Oliva.
  • Sal en Escamas.
  • Vinagre balsámico.
  • Pimienta en grano.
  • Quinoa cocida para ensalada.

    Quinoa cocida para ensalada.

1.- Una vez cocida la quinoa. Yo la cocí en agua con sal y laurel,  la dejamos enfriar y preparamos en una fuente de ensalada una cama de canónigos. Encima pondremos la quinoa y sobre ella y colocados “con gracia” el resto de los ingredientes.

Luego añadiremos la sal en escamas y un chorrito de aceite de oliva,  unas gotas de vinagre balsámico y un poquito de pimienta recién molida.

Yo monté la ensalada en platos individuales. Puse la quinoa en unos cuenquitos para darle forma y alrededor puse el tomate en rodajas, el aguacate cortado en finos gajos, la cebolla en tiras y los filetes de melva.

 

Ensalada de Quinoa y Melva.

Ensalada de Quinoa y Melva.

Mmmmmmm….!

 

 – TIMBAL TEMPLADO DE QUINOA Y GAMBAS AL AJILLO:  

4 personas:

  • 200 grs de Quinoa cocida.
  • 1 cabeza de Ajos.
  • 125 grs de gambas crudas.
  • Perejil.
  • Una pizca de cayena (opcional)
  • Cebollino.
  • Unas hojas de Rúcula.
  • Sal.

1.- En una sartén añadimos un chorrito de aceite de oliva. Pelamos y partimos en finas lonchas 3 dientes de ajo, que doramos en la sartén. Una vez dorados incorporamos la quinoa una vez cocida y la sofreímos unos minutos. Retiramos del fuego y reservamos.

2.- En la misma sartén, volvemos a repetir la operación de los ajos con otros 3-4 dientes más. Una vez dorados los ajos freímos las gambas, con cuidado de que queden jugosas, añadimos un poco de perejil picado (la cayena si quisiéramos) y rectificamos de sal. Retiramos 2 o 3 gambas para decorar y el resto lo mezclamos todo con la quinoa. Lo salteamos todo junto unos segundos.

3.- Con un aro o cuadrado de emplatar, lo colocamos en el centro de los platos elegidos y lo rellenamos con la preparación. Aplastamos un poquito, sin pasarnos, para que coja la forma. Retiramos el soporte y decoramos con las gambas que hemos reservado, unas hojas de rúcula alrededor del timbal y un poco de cebollino.

4.- Por último aliñamos con un poco del aceite que hemos utilizado para freír las gambas. Y… Listo!

 

Timbal templado de Quinoa y Gambas al ajillo.

Timbal templado de Quinoa y Gambas.

Ojalá os animéis a probar éstos platos fáciles y deliciosos e incorporéis en vuestra dieta y en la de los más pequeños éste alimento no muy conocido pero lleno de virtudes. Ya veréis que le cogeréis el gustillo en un santiamén… 🙂

Mmmmmmmmmmm….!