Como lo prometido es deuda y hace demasiado tiempo que no me paso por aquí, hoy os traigo la receta de una de las tartas más ricas del mundo.

Se trata de una tarta de queso espectacular, parecida a la del chef Paco Quirós, que hace más de 30 años dio con la célebre receta en su Restaurante Cañadío de Santander.

Tarta de queso "Cañadío"

En Madrid cuenta con varios locales, el del mismo nombre, Cañadío (Conde de Peñalver, 86) La Bien Aparecida (Jorge Juan, 8), La Primera (Gran Vía, 1) y La Maruca (Velázquez, 54).

En todos ellos, a excepción de La Maruca, podéis saborear esta maravilla, que yo os recomiendo que reservéis en cuanto lleguéis al local. Lógicamente suele estar agotada cuando llega el momento del postre… por lo que si sois previsores os guardaran vuestro pedacito.

Yo quiero compartir con vosotros la receta que cayó en mis manos, y que bajo mi humilde opinión creo que se asemeja bastante. Así que, si no puedes ir a suspirar de emoción con la auténtica, prepara tú mismo esta que yo te cuento y deja que te cubran de besos… Ya verás!

Tarta de queso "Cañadío"

– TARTA DE QUESO “CAÑADÍO”

Para 8 personas:

  • 200 grs de galletas tipo María Marbú Dorada.
  • 120 grs de mantequilla y un pelín más para engrasar el molde…
  • 400 grs de nata para montar.
  • 400 grs de queso tipo “filadelfia”.
  • 125 grs de queso fresco.
  • 150 grs de azúcar.
  • 4 huevos.
  • Un poco más de azúcar para hacer caramelo para la decoración.
Tarta de queso "Cañadío"

Precalentamos el horno a 180º (arriba y abajo)

1.- Engrasamos con mantequilla un molde de 22-24 cm de diámetro y lo forramos con papel de hornear.

2.- Con la thermomix o similar, trituramos las galletas y las mezclamos muy bien con la mantequilla derretida, hasta que veamos que queda como una masa bien compacta. Extendemos la masa de galleta en la base del molde y la aplastamos bien con algo plano. Yo utilizo la parte de abajo de un vaso (el culo del vaso, vaya…)

3.- En el bol del robot añadimos los huevos, la nata, los quesos y el azúcar y mezclamos bien con la “K” a velocidad alta hasta que nos quede una masa totalmente integrada y esponjosa.

4.- Volcamos la preparación sobre la base de galleta y horneamos 40 minutos aproximadamente. Una vez pasado ese tiempo, dejamos reposar un poquito y desmoldamos con mucho, mucho amor…

5.- En un cazo, preparamos un caramelo con el azúcar. A fuego lento. Cuando veamos que tenemos un caramelo más bien clarito, lo vertemos sobre un “silpat” (o tapiz de silicona) haciendo círculos o las figuras deseadas para decorar la tarta. Dejamos que se enfríen y ponemos la decoración sobre el pastel de queso.

6.- Servimos templado. Veremos como el centro queda un poco derretido, eso es una de las cosas que caracteriza a esta tarta magistral.

Pero, si la tarta no la vas a consumir en el acto, o la vas a llevar de un sitio a otro, yo te aconsejo hornear 15-20 minutos más, dejar enfriar y desmoldar. Así no estará calentita, ni se derretirá el interior, pero estará también deliciosa. Creéme!

Tarta de queso "Cañadío"

La tarta está tan buena que no necesita ningún tipo de adorno o mermelada como las clásicas “cheesecakes”, solo alguna “teja” de caramelo como en las fotos por aquello de complicarlo un poco más… :-).

Apenas nada más…

Por favor, hazla y dime cómo te ha salido…!

Mmmmmmmm…!!!

Tarta de queso "Cañadío"
Tarta de queso “Cañadío”

Gracias por seguir la luz de mi Faro de Caramelo!