Antes de que acabe el día de San Valentín llego a tiempo de compartir con vosotros la que por aquí ha sido la receta de la semana. El bizcocho Red Velvet, un exquisito pastel que debe su nombre a su color rojo aterciopelado.

Un bizcocho de leyenda o de leyendas. Ya que su orígen se sitúa en el Sur de Estados Unidos, en el Norte o incluso en Canadá… Una de las leyendas cuenta que era uno de los postres que se elaboraban en las cocinas del Hotel Waldorf Astoria de Nueva York durante los años 20 del siglo pasado. Según parece una de las comensales, fascinada por el famoso pastel pidió la receta al chef que se la cedió y cuando la mujer fue abonar su cuenta ésta era descomunal debido al precio de la magistral receta. Ella, para vengarse decidió pasar la receta a todos sus amigos y conocidoscon el fin de popularizar la misteriosa fórmula.

Tarta, red velvet, pastel, galletas, coolies, san valentin, amor, corazones, rojo, terciopelo,

Dulces “San Valentín”

 

El color rojo intenso del pastel se debía a la reacción que formaban varios de sus ingredientes: el cacao, el vinagre y el “buttermilk”. Otra de las leyendas cuenta que fue la pobreza de la Segunda Guerra Mundial lo que obligó a los reposteros del Sur de Estados Unidos a utilizar remolacha en muchos de sus dulces y pasteles para que tuvieran un color más sugerente y fue éste el origen de éste famoso pastel.

Y otros sin embargo, sitúan el nacimiento de tan exquisito pastel en la cadena Eaton de Canadá, donde los empleados juraron guardar el secreto de la receta estrella de la matriarca…

Hoy en día no se utiliza remolacha, claro está y potenciamos su color con un colorante de bonito color rojo.

Yo, durante éstos días he elaborado varias recetas para festejar con los míos el día del Amor. He hecho unas riquísimas  galletas de mantequilla decoradas, otras con caramelo, unos jugosísimos cupcakes decorados también y con el corazón de Red Velvet, una tarta con forma de corazón también “rojo aterciopelado”, besitos de merengue que estaban de dulce… En fin, un gran festín, todo con mucho color, cariño y amor.

Bueno, sin más preámbulos os cueento la receta de ésta tarta con tanta historia.

La receta que os ofrezco es de Martha Stewart de su libro “Pasteles” con alguna pequeña variante…

PASTEL RED VELVET:

8-10 raciones

– Mantequilla para los moldes

– 300 grs de harina.

– 25 grs de cacao en polvo sin azúcar.

– 1 cucharadita de sal.

– 300 grs de azúcar.

– 360 ml de aceite de oliva.

– 2 huevos grandes.

– 1 cucharada de colorante rojo.

– 1 cucharadita de estracto de vainilla.

– 240 de “buttermilk” o suero de leche. Yo lo elaboro con leche y zumo de limón.

– 1 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.

– 2 cucharaditas de vinagre blanco.

COBERTURA DE QUESO:

– 300 grs de queso crema (tipo filadelfia)

– 150 grs de mantequilla en pomada

– 140 grs de azúcar glas.

1.- Precalienta el horno a 180ºC. Engrasamos 2 moldes de 23 cm de diámetro y los forramos con papel de horno. Yo suelo hacerlo en uno sólo que luego abro por la mitad..

En un cuenco mediano mezcla la harina, el cacao y la sal. Tamiza.

 Pastel Red Velvet

Ingredientes

2.- Con una batidora eléctrica a velocidad media bate el azúcar y el aceite hasta que estén bien ligados. Añade los huevos de uno en uno. Añade el colorante y la vainilla y bate todo hasta ligarlo bien. Añade la mezcla de harina en dos tandas, alternando con el suero de leche y empezando y acabando con la harina. Bate sólo hasta ligarlo, raspando las paredes del cuenco si es necesario.

3.- En un cuenco, mezcla el bicarbonato sódico y el vinagre. Agrégalo a la masa y bátela 10 segundos. Divide la masa entre los moldes preparados. Hornea hasta que al pinchar el pincho salga limpio (30-35 min). Si lo hago en un sólo molde suelen ser 45-50 minutos.

También hago magdalenas o cupcakes con ésta masa y en éste caso son unos 12-14 minutos.

Una vez horneado llévalos a una rejilla y déjalos que se enfríen antes de desmoldar.

Masa en moldes de magdalenas.

Masa en moldes de magdalenas.

4.- Añade la mantequilla en pomada con el azúcar tamizado en el bol de la amasadora y bate con la “K”  hasta que ligue bien y luego añade la crema de queso y bate bien de nuevo.

5.- Coloca la capa inferior del pastel sobre una bandeja, o base de cartón y extiende uniformemente la crema de queso, más o menos 360 ml.

Coloca la segunda capa del bizcocho encima y extiende la cobertura restante, formando remolinos sobre la superficie. Puedes ayudarte con una cuchara. y espolvorear por encima coco rayado si quieres.

Yo, el corazón para San Valentín lo horneé en un sólo molde. Lo abrí por la mitad y lo rellené con una boquilla “Saint Honorè” y,  en vez de cubrirlo todo con cobertura,  espolvoreé sobre una plantilla muy chula y amorosa.

Bizcocho Red Velvet

Bizcocho Red Velvet

Cobertura de Queso

Cobertura de Queso

Plantilla "Love"

Plantilla “Love”

 

Y la tarta quedó tan bonita cómo veis. El resto de las chuces con corazón las repartimos entre todos los peques de la familia. Mis hijas y sobrinos y según ellos estaban para chuparse los dedos… Bueno, mi sobrino Nico fue más explícito y me dijo “que estaba de muerte…” 🙂

Tarta "Red Velvet" San Valentín.

Tarta “Red Velvet” San Valentín.

Enamorado de tu media naranja, de tu familia, de tus amigos, de la vida… Anímate a hacer ésta receta, verás que está realmente espectacular…

Mmmmmmmmm….!