Se termina el verano y con él mi estación favorita. De nuevo, un septiembre más, os tengo que hablar de ella. De la Reina de mi jardín, de mi Higuera (mayúsculas aposta, ella no es una higuera cualquiera).

 

Cosecha de Higos

 

Os puedo parecer pesada, no me extrañaría nada;  pero pesada y a la vez generosa es ella, nuestra “Majestad”,  que no para de darnos tan riquísima fruta. No exagero si os digo que llevamos cogidos más de  25 o 30 kilos,  y eso que arriba, a su copa,  no llegamos ni por asomo. Así que claro, llevamos comiendo higos más de un mes y lo que nos queda y no hago más que regalarlos a diestro y siniestro a todo el que tengo cerca y quiero, claro… tampoco se los regalo a cualquiera.

 

Cosecha de Higos

 

Yo creo que ya os he contado que el “amor” por este árbol y su fruta nos viene de familia. De las “historietas” que nos contaba mi madre de su abuela Valeria (mi bisabuela) y su higuera… De mi abuela Emillia, de la casa de Peñagrande y su perra Luna. De cómo cogían los higos más altos con un palitroque que inventó su abuelo con un alambre en el extremo… Yo necesito uno de esos urgentemente, la verdad.

 

 

Cosecha de Higos

 

 

El caso es que ante semejante cosecha tengo que darle a la imaginación en mi cocina y aprovechar la fruta todo lo que puedo. Estos días he preparado una pizza de quesos e higos buenísima. Una tarta crujiente con masa filo exquisita, tipo pastela; un helado de higos y queso también espectacular y, por supuesto, otra tanda de mermelada… Así que, os voy contando recetas de estos manjares.

 

 

Cosecha de Higos

 

– PIZZA DE QUESOS E HIGOS:

  • Una base de pizza fresca, lista para hornear.
  • 3-4 cucharadas de tomate natural triturado.
  • Variedad de 4 o 5 quesos de diferente intensidad. Yo utilicé: Camembert, Emmental, Gouda con Cominos, Parmesano y Roquefort.
  • 5-6 higos.
  • Aceite de Albahaca.
  • Albahaca fresca

 

Higos

 

Precalentar el horno con aire a 200ºC

1.- Preparar la masa de pizza sobre papel de hornear y ponerla en una fuente de horno. Extender una capa fina del tomate triturado.

2.- Cortar los quesos en finas lonchas y ponerlos sobre la base de pizza según la intensidad de sabor. De menos fuerte a más fuerte.

3.- Cortar los higos y colocarlos por toda la pizza.

4.- Rociar con un poco de aceite de albahaca y poner unas hojas de albahaca fresca.

5.- Hornear 10-12 minutos aproximadamente.

 

 

Pizza de higos y queso

 

Higos y quesos

 

Higos y quesos

 

  • También puedes con los quesos elegidos preparar una tabla de quesos, con panes diferentes, mermelada de higos e higos y acompañarlo con un vino rico o una cerveza bien fresquita… 🙂

 

Tabla de quesos e higos

 

Tabla de quesos e higos

 

 

– MERMELADA DE HIGOS:

  • 1kg de higos maduros.
  • 100 grs de azúcar blanco.
  • 300 grs de panela.
  • 1 limón.

1.- Lavar bien los higos y quitarles “el rabillo”. Yo no los pelo a no ser que vea alguno con la piel demasiado gruesa.

2.- En una cacerola ponemos los higos, el azúcar,  la panela y el zumo de un limón. Removemos bien con una espátula y dejamos macerar toda la noche.

3.- Al día siguiente cocinamos a fuego lento entre 45 minutos y una hora. Triturar bien con una batidora, robot de cocina o Thermomix. Yo lo hice con esta última y no la colé. Las pepitas típicas del higo me gustan, pero si te molestan puedes pasar la mermelada por un chino o colador.

4.- Vertemos la mermelada en frascos esterilizados previamente. Yo los esterilicé hirviendo los frascos de cristal y las tapas en una olla grande durante 15 minutos. Pasado ese tiempo los sacamos con cuidado con unas pinzas y dejamos que se sequen sobre papel de cocina. Una vez que hemos echado la mermelada, cerramos bien y dejamos que se enfríen boca abajo.

 

Higos y quesos

 

 

¿Qué es la Panela?: la panela está considerada el azúcar más puro, natural y artesano que hay. Es azúcar sin blanquear y sin refinar que se obtiene de la evaporación de los jugos de la caña de azúcar.
Tiene los mismos usos que el azúcar refinado y contiene 5 veces más minerales que el azúcar moreno y 50 veces más que el azúcar blanco.

 

 

– PASTELA DE HIGOS Y CREMA DE QUESOS:

  • Un paquete de masa filo.
  • 50 grs aprox de mantequilla derretida.
  • 250 grs de nata para montar.
  • 250 grs de queso fresco para untar.
  • 50 grs de azúcar glas.
  • Mermelada de higos.
  • 6-8 higos
  • Almendra fileteada tostada o avellanas.
  • Miel o sirope de arce. Opcional.

 

 

Pastel de Higos y crema de queso

 

 

1.- Preparamos primero la crema de queso. Batimos un poco el queso “a mano” con una espátula o con la K del robot de cocina. Reservamos.

Ponemos la nata en el bol del robot con el azúcar glas y la montamos con las varillas. Incorporamos el queso batido y mezclamos bien. Reservamos la crema.

2.- Sacamos la masa filo del paquete. La extendemos bien y cortamos del tamaño elegido varias capas. Entre cuatro y seis capas por pastela será suficiente.

3.- Derretimos la mantequilla y pintamos con ella cada lámina de masa filo. Las ponemos sobre papel de hornear en una bandeja de horno y horneamos unos minutos a 170-180º aprox. Hasta que estén doradas. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

4.- Sobre una base, plato o fuente elegida,  vamos poniendo 2 o 3 láminas de masa filo. Después ponemos la crema de queso ayudándonos de  una manga pastelera con boquilla redonda (nº8-10)  o de estrella. Añadimos tres cucharaditas de la mermelada de higo encima de la crema de queso. Volvemos a poner 2-3 láminas de masa filo y decoramos con rodajas de higo y las almendras fileteadas tostadas o las avellanas troceadas.

5.- Unas gotitas de miel o de sirope de arce como toque final y listo!

 

 

Pastela de Higos y crema de queso

 

 

– HELADO DE HIGOS Y QUESO:

Esta receta se hace sola. Aprovechando las recetas anteriores.

  • 300 grs de la crema de queso elaborada en la receta anterior.
  • 5-6 cucharadas de la mermelada de higos.
  • Mini galletas “María” para decorar.
  • Higos.

Esta preparación la he hecho con la heladora que hay que tener en el congelador 6 u 8 horas aproximadamente. Yo la mía la tengo siempre lista por lo que pueda pasar… 🙂

Si no tienes heladora, también puedes hacerlo, poniendo la mezcla en un recipiente engrasado previamente. Lo tapamos y lo metemos en el congelador. En este caso, cada 2 horas aproximandante hay que sacarlo y batirlo un poco con un tenedor, para que no cristalice. Volver a meterlo en el congelador y así sucesivamente hasta que veamos que está congelado del todo. Es más pesado hacerlo así y la textura no sale tan buena, pero salir sale… 🙂

1.- Mezclamos con varillas la mermelada de higos con la crema de queso.

2.- Con la heladora en marcha añadimos la crema y dejamos que la máquina haga su trabajo durante media hora aproximadamente. Comprobamos la textura y si vemos que está listo lo sacamos de la cubeta.

3.- Servimos en cuencos y decoramos con galletas y trocitos de higo al gusto.

 

 

Helado de higos

 

Helado de higos

 

Helado de higos

 

Como veis con dos ingredientes estrella, higos y queso, y  pocas preparaciones podemos hacer varias recetas muy distintas entre sí.

Espero que con mis humildes consejos podáis aprovechar los últimos higos de la temporada y despedir el verano como se merece… Así, por lo menos, da menos pena y en breve estamos con setas, calabazas, castañas y demás delicias de la estación que está a puntito de comenzar.

¡Gracias por seguir ahí!

Mmmmmm…!